Cartuchos y tóner compatibles, una opción de ahorro

A la hora de recargar o de sustituir una pieza, nos encontramos normalmente con el dilema de si adquirir un recambio original u optar por cualquier otro compatible. La diferencia en términos económicos es más que notable, pudiendo llegar a costarnos los segundos menos de la mitad, lo cual supone un gran ahorro. Las marcas productoras, sin embargo, tienden a desaconsejar la compra de este tipo de productos. ¿Es esta una indicación interesada o se basa realmente en criterios de calidad?

 

Las cafeteras recargables, que han proliferado de manera espectacular durante la última década, son un perfecto ejemplo del tema en discusión. En las estanterías del supermercado podemos encontrar numerosas marcas, que junto a la original, compiten por llegar a nuestras cocinas. Todas ellas aseguran un sabor y gusto de primera calidad a pesar de que el precio entre unas y otras es altamente variable ¿También la calidad?

Diferentes estudios puestos a prueba con diferentes cafeteras han demostrado que las cápsulas no dañan al aparato en cuestión. Haciendo funcionar la cafetera el equivalente a varios años de uso a modo de prueba, no se pudieron observar diferencias significativas en su vida útil según utilizáramos uno u otro tipo de cápsulas. Entonces ¿El sabor?

Parece ser que de nuevo no podemos poner este criterio como explicación objetiva de la diferencia de precio, pues los consumidores cuestionados, sin saber el tipo de producto que estaban consumiendo, parecían apreciar de manera similar el gusto de una u otra opción.

Pero esta polémica no existe tan solo cuando nos disponemos a hacernos un café. Otro típico ejemplo nos lo encontramos con nuestras impresoras. Cuando se nos acaba nuestro primer juego de cartuchos o tóner nos asalta la misma pregunta, ¿Por qué opción me debería decidir? De nuevo la diferencia de precios es realmente vistosa, decantarnos por cartuchos o tóner compatibles puede suponer hasta un ahorro del 80%, siendo las diferencias aún más significativas que en el ejemplo anterior. Esto se hace especialmente importante si hablamos de empresas con un volumen de impresión elevado, donde las diferencias entre una opción y otra toma valores muy a tener en cuenta.

La  opción compatible presenta además un resultado muy similar al de los cartuchos y tóner  ofrecidos por los fabricantes de impresoras. Las pruebas hechas para diferenciar las características de color, matiz, gama, tono… han demostrado que estas son apenas distinguibles. Otro problema que se suele achacar a este tipo de productos es que su utilización puede provocar defectos o averías en nuestra impresora. Para evitar problemas, sin embargo, lo único que debemos hacer es asegurarnos de que los cartuchos y tóner que adquiramos sean compatibles con la marca y modelo de nuestra impresora.

Los cartuchos compatibles presentan además ventajas medioambientales, al optar el consumidor también con la opción de los cartuchos reciclados, opción que aumenta la vida útil del producto a través un modelo responsable con el medio ambiente. Así, al consumir este tipo de productos el consumidor está contribuyendo al mismo tiempo con un planeta más limpio. Un cartucho de tinta puede llegar a tardar hasta 450 años en descomponerse, lo que nos puede dar una idea de lo que supone su reutilización en términos medioambientales.

Es el consumidor en cualquier caso quien tiene la última palabra. A la hora de seleccionar el producto es importante sin embargo tomar en cuenta las los distintos criterios que se han ido desarrollando, tomando el consumidor en último término la decisión que valore más oportuna.

Más noticias para el ahorro de tinta y tóner en tus impresiones, pincha  en  Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.