Impresión 4D: La materia que se adapta y evoluciona por sí misma

Cuando hablamos del futuro tecnológico tendemos a crear un ideal, como un momento muy lejano; pero el futuro es dentro de una hora, o mañana o dentro de dos años. Si hace apenas unos meses hablábamos de la impresión 3D, hoy ya podemos empezar a familiarizarnos con la impresión 4D.

La impresión 4D es lógicamente una evolución de la 3D, una tecnología que desde sus inicios fue catalogada como la tercera revolución industrial. El proceso de impresión 3D es la superposición sucesiva de capas de material, a partir de un modelo digital, con el que se pueden imprimir bio-materiales, guitarras, ropa, comida, vinilos y cualquier objeto cotidiano.

El siguiente paso de esta tecnología, la dimensión agregada, sería el tiempo. En este caso con ayuda de una impresora 3D se le otorgaría a la materia la habilidad para responder a su entorno, ya sea la luz, el movimiento, o cualquier otro factor que se le quiera añadir. Estos materiales cambiarán su estructura de acuerdo al estímulo, cabe recalcar que es en cuanto al diseño y estructura.

 

La idea fue concebida por Skylar Tibbits, un arquitecto de la Universidad de Filadelfia, quien trabaja en el Instituto de Tecnología de Massachusetts. ‘Estamos buscando la habilidad para programar objetos físicos y materiales biológicos para que cambien de forma, propiedades e incluso calculen fuera de una materia construida de silicona (refiriéndose a los chips)’ mencionó Tibbits en una conferencia de TED, en donde mostró una impresión 3D, en la que se usaron materiales inteligentes que al ponerse en contacto con el agua se pliega en un cubo.

En cuanto a sus aplicaciones prácticas, ya se comenta el uso en medicina como nanorobots moldeables a las necesidades del organismo en el que sean introducidos, usados como mecanismos anti-cancerígenos. En los textiles, se podrían crear telas que reaccionen a las temperaturas y  luz y estas cambiar de color y forma. Incluso en objetos aún mas cotidianos como muebles o sillas que se armen y desarmen por si solas.

Si pensamos en las impresoras 3D, y su rápido acceso al público en general es probable sentir que la 4D ya está aquí. Puedes adquirir una impresora 3D desde 350 dólares, hacer el archivo digital o en su defecto descargarlo de internet y crear cualquier objeto, ahora imagina que este tenga una inteligencia en cuanto a su forma y diseño.

Más noticias para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en  Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.