Diviértete en familia con nuestras tintas

Si te ha sobrado algo de tinta y quieres sorprender a tus hijos este verano, aquí os presentamos una sencilla actividad que consiste en hacer flores de colores. Para ello necesitamos es siguiente material:

  • Flores tipo claveles o narcisos
  • Tintas de diferentes colores (solo unas gotitas)
  • Recipiente pequeño

 

¿Cómo lo hacemos?

Se preparan primero los colorantes que deseemos a partir de tintas y de sus mezclas (interesa que las tintas utilizadas sean solubles en el agua, nuestras tintas lo son). Se vierte cada tinte preparado en un recipiente y se introduce cada flor a colorear, solo debe tocar el tallo, es importante cortarles el tallo de forma oblicua para que la absorción del líquido sea más rápida. De este modo, poco a poco. los pétalos irán adoptando el color del tinte elegido.

Explicación

Lo que tiene lugar es un proceso de transporte de líquido por efecto de la capilaridad de los vasos vegetales.

La rapidez del proceso depende de la distancia entre el líquido y los pétalos y de la sección del tallo. Si se quiere provocar un efecto contrario, es decir la decoloración de los pétalos, basta sumergir los tallos de las flores en una disolución de colorante formada por una mezcla a partes iguales de amoniaco y de éter

Más novedades para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en  Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.