¿Cuál es el futuro del embalaje con impresión digital?

Un embalaje es algo mucho más potente y valioso que un simple recipiente. Es la clave para ayudar a las marcas a conservar sus clientes actuales y atraer otros nuevos. Pero la proliferación de los canales multimedia, el cambio de los perfiles demográficos y las compras multicanal han hecho que sea más difícil que nunca atraer la atención de la gente y predecir su comportamiento de compras. Una solución de embalaje bien diseñada o innovadora es un factor diferenciador cada vez más importante y puede tener un efecto desproporcionadamente positivo para impulsar las ventas. En este contexto, hay una enorme oportunidad para los proveedores de servicios de impresión (PSP) y la impresión digital.

¿Cómo pueden aprovechar los PSP esta oportunidad? Es cierto que aparentemente existen infinitas posibilidades en el proceso de producción, como la impresión verdaderamente personalizada y los cambios de diseño frecuentes, sin grandes pérdidas de tiempo o dinero. Pero con las múltiples facetas del papel del embalaje y la dificultad para satisfacer a los volubles consumidores multicanal actuales, tendencias como la proliferación de SKU y la sostenibilidad pueden crear tantos obstáculos como posibilidades si los proveedores de servicios no logran prepararse correctamente.

«SKU» se refiere al número total de variantes de un producto que una marca pone en el mercado. Aunque esto puede ser una gran ventaja para aumentar las compras impulsivas, las tiendas temporales («pop-up») y los eventos de carácter único,;los SKU también pueden atascar la cadena de suministro con demasiados artículos que son casi idénticos, forzar la realización de pedidos más pequeños de una mayor variedad de productos y complicar la gestión del ciclo de vida del producto. A pesar de que la proliferación de los SKU está siendo impulsada por la demanda de los clientes de más opciones, también puede resultar confuso en la tienda al tener que enfrentarse a una serie de productos que pueden parecer iguales pero tienen diferentes funciones, ingredientes o ventajas.

La sostenibilidad es otra tendencia impulsada y frenada por la demanda de los consumidores. Por ejemplo, el tamaño y el material son dos de los factores más importantes para el reciclaje. Aunque los consumidores y las empresas pueden pensar que los elegantes envases reciclables son sostenibles, los envases para porciones individuales como los vasos de yogur y las tazas de café son más difíciles de reciclar debido a su pequeño tamaño. Sin embargo, hay una creciente generación de hogares unipersonales, que ya forman el perfil de hogar más común en Europa Occidental y América del Norte. Euromonitor predice que esta tendencia se traducirá en una mayor demanda de productos para el hogar más pequeños y servicios dirigidos al consumidor individual. Invariablemente, esto incluirá productos en porciones individuales en embalajes pequeños, que pueden influir en las demandas de sostenibilidad.

La buena noticia es que los sistemas de producción digital e impresión digital están perfectamente preparados para satisfacer estas demandas. La velocidad, la posibilidad de producir tiradas cortas de forma económica y la capacidad de datos variables hacen que sea una inversión sólida para el futuro. De hecho, las etiquetas, cajas de cartón y otros elementos se pueden imprimir literalmente bajo demanda con un nivel mínimo de desecho. Las tiradas de impresión pueden ser de tan solo 50, 20 o incluso dos o tres paquetes. Por lo tanto, los fabricantes pueden responder con rapidez a los cambios del mercado o a las demandas de los clientes e implementar una personalización masiva en muy poco tiempo y con pocas limitaciones en cuanto al coste.

Para los PSP, el conocimiento es la clave. El embalaje es una aplicación exigente en cuanto a la técnica y los conocimientos, pero las recompensas para aquellos que inviertan tiempo en su preparación pueden ser excepcionales. Los PSP deberían comenzar por analizar cuáles de sus servicios actuales podrían utilizarse en el sector del embalaje y qué nuevas áreas o conceptos serían capaces de ofrecer dentro de las capacidades de sus empresas. A continuación, deberían intentar utilizar las habilidades que ya tienen en la empresa para implementar cambios corto plazo y empezar a prepararse para el futuro del embalaje con impresión digital. Por último, la clave es empezar poco a poco y ver qué ofertas se pueden hacer a los clientes existentes: con ellos como caja de resonancia, los PSP pueden comprender mejor tanto las demandas de su propia base de clientes como las de los usuarios finales a los que ofrecerán sus servicios en última instancia.

Más noticias para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en  Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.