Tintas cerámicas

Las tintas cerámicas se emplean en la decoración y marcado permanente de objetos cerámicos como jarras, platos, vasos, azulejos, ceniceros y otros; la característica de marcado permanente se obtiene por el horneado a alta temperatura que funde completamente la tinta al objeto, logrando una impresión prácticamente inalterable.

Las tintas cerámicas son vidriados o fritas en polvo, compuestas de sílice y fundentes mezclados con colores obtenidos de óxidos metálicos. A esta mezcla la llaman también pigmentos cerámicos. Estos pigmentos son tóxicos si son inhalados o ingeridos.

 

Para imprimirse en serigrafía, estos polvos se mezclan con un aceite llamado aceite serigráfico que actúa como aglutinante. La tinta así obtenida se emplea bien viscosa o densa, diluyéndola en solventes orgánicos que también sirven para la limpieza de la matriz.

Estas tintas requieren un horneado a alta temperatura para fundirse y adherirse el objeto, que puede ser cerámica, vidrio, cristal, metal tratado o esmaltado. Generalmente los vidriados para cerámica funden a temperaturas de 690 a 1300ºC y los vidriados para cristal o vidrio entre los 550 y los 670ºC.Es importante realizar pruebas de horneado, ya que los colores pueden presentar variaciones dependiendo de la temperatura de horneado. Después del horneado las impresiones presentan brillo y alta resistencia a la abrasión, roce y productos químicos.

Mas trucos para el ahorro de tinta y tóner en tus impresiones,  en  Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.