Tambor u OPC, el gran desconocido

Desde hace unas semanas en Ahorra en Tinta, además de proporcionaros kits de recarga de tóner y tinta, también os estamos ofreciendo sistemas de reseteo para las unidades tambor así OPC´s individuales para que vosotros mismos podáis sustituir este elemento tan importante como el propio polvo de tóner. Debemos tener en cuenta que, el OPC, es un elemento sometido a un desgaste y aunque lo podemos reutilizar una vez mas mediante el reset; es conveniente sustituirlo para poder garantizar la calidad de nuestras impresiones. Por otro lado,  poder sustituir el OPC que va montado directamente en el cartucho de tóner, hace que podamos recargar el cartucho infinidad de veces; al contrario de lo que ocurría hasta ahora, puesto que el número de recargas de ese cartucho estaba limitado por la resistencia al desgaste del OPC original.

Sobre estas líneas tenemos el OPC de un cartucho (imagen derecha) que provoca el defecto de manchas en un lateral de la hoja impresa (imagen izquierda). La franja de color amarilla que vemos en el OPC, es la capa de imprimación UCL, que es visible debido al desgaste de las capas CTL y CGL.

¿Pero sabemos realmente lo que es un OPC?

OPC es el acrónimo del inglés Organic Photoconductor Cartridge y es un elemento que se puede encontrar integrado en el propio cartucho de tóner o como una unidad independiente del cartucho de tóner (ver post: http://www.ahorraentinta.com/blog/blog-toner/unidades-de-imagen-unidades-tambor-o-drums/) Básicamente es un elemento que expuesto a  una fuente de luz, el láser o los leds de la impresora, es capaz de generar determinada carga eléctrica sobre su superficie. Esta carga eléctrica es fundamental para el proceso de impresión, ya que el tóner viaja desde el depósito del cartucho hasta llegar al papel mediante electroestática, atracción y repulsión de cargas eléctricas (ver post:  http://www.ahorraentinta.com/blog/blog-toner/funcionamiento-de-un-cartucho-de-toner/)

 

 Físicamente un OPC se compone se compone de un tubo de aluminio (sustrato) y tres capas:

  • Capa de imprimación (UCL). La capa mas interna y que cubre directamente el cilindro de aluminio.
  • Capa de generación de carga (CGL). Es la capa intermedia.
  • Capa de transferencia de carga (CTL).  Es la más externa y protege a la CGL de la fricción y erosión que le provoca otros componentes del cartucho así como el polvo de tóner que se adhiere en su superficie.

De este modo el OPC, en su trabajo normal de impresión,  está sujeto a distintos esfuerzos físicos que  incluyen la tensión eléctrica aplicada en UCL, la tensión óptica que recibe la CGL, y la tensión mecánica generada por las interacciones con otros componentes que sufre la CTL. Estas presiones causan desgaste y el deterioro del fotoconductor, reduciendo la calidad de imagen y que, finalmente, se tenga que sustituir el OPC si queremos seguir imprimiendo con garantía.

 

Estos fabricantes de OPC de alta duración ofrecen las siguientes mejoras respecto a los de otros fabricantes:

  1. Capa UCL: Adición de nanopartículas Type-N semiconductoras y receptoras de electrones lo que permite una mayor durabilidad química contra el estrés eléctrico.
  2. Capa CGL: Presencia de un dispersante altamente fotosensible para conseguir una homogenización de  esta capa, esto se logra mediante el uso de pigmentos como la ftalocianina que mejora la resistencia a la tensión óptica.
  3. Capa CTL: Uso de un lubricante compuesto de partículas fluoroquímicas que reduce la tensión mecánica y por tanto el desgaste de esta capa.

Mediante la introducción de estos nuevos materiales, se consigue un OPC con una vida útil tres veces mayor que la los OPC convencionales, lo que reduce el impacto ambiental al reducir su consumo por agotamiento.

 

Esperamos que estos productos sean de vuestro interés. Por nuestra parte seguiremos aumentando la lista de OPC disponibles, suministrando las instrucciones de montaje y sus sistema de reset.

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.