Solo el 30% de los usuarios recicla sus cartuchos de tinta y tóner

Una de las actividades básicas de las oficinas y los espacios destinados a la actividad laboral son las impresiones. Esta acción, independientemente del tipo de equipo de impresión que utilice para llevarse a cabo así como la finalidad de los mismos, supone un alto consumo en consumibles para las impresoras.

De ahí que expertos y ciudadanos concienciados con el medio ambienten reclamen la puesta en marcha de medidas destinadas a este fin, porque ¿sabemos en realidad cuál es la cantidad exacta de cartuchos de tinta y tóner que se reciclan en la actualidad? ¿Es este dato significativo o carece de importancia?

Para propios y extraños la realidad en este sentido es bastante cruda, ya que únicamente tres de cada diez usuarios recicla estos dispositivos. De esta cantidad de material de impresión reciclado el 60% proviene de empresas de pequeño y gran tamaño, por lo que el grado de reciclaje particular baja a cuatro de cada diez componentes que se reciclan a día de hoy.

El dato tan bajo relativo al reciclaje de componentes de impresión por parte de los usuarios individuales indica la falta de concienciación que existe en la sociedad actualmente así como la carencia de accesibilidad a depósitos o centros de reciclaje especializados.

Cabe destacar que la labor del reciclaje es “importantísima” para la preservación del medio ambiente. De modo que, a pesar de que en la actualidad se reciben una cantidad reseñable de cartuchos de tinta  y tóner vacíos para su reciclaje, es necesario concienciarse mucho más en este sentido.

Actualmente en España se utilizan cada año cerca de 32 millones de cartuchos. De ellos, apenas se recupera el 20% del total de los que se usan. Un resultado muy bajo en comparación con las políticas de reciclaje que siguen los fabricantes. En cuanto al resto de Europa, tanto empresas como ayuntamientos cuentan con programas de reciclaje de los tóner y cartuchos de tinta. En este sentido, es Alemania el país que mayor porcentaje de componentes de impresión reciclados llevan a cabo.

Efectos del reciclaje

Recordemos que el impacto medioambiental en el proceso de descomposición de un tóner o cartucho es elevado y duradero. De hecho, estos objetos tardan aproximadamente cien años en descomponerse en su totalidad.

De ahí que se incida tanto en la necesidad de reciclar aquellos componentes susceptibles de formar parte de este proceso. Una tendencia por la que ya han optado muchas empresas pero que hace falta que se extienda al 100% del tejido productivo y empresarial español.

Más novedades para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en  Suscripción de Newsletter

 

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.