Toshiba prepara una impresora 3D de metal 10 veces más rápida que las actuales

Toshiba se lanza de lleno al sector de la fabricación aditiva o impresión 3D y anuncia su desarrollo de una impresora 3D para metales que sería hasta 10 veces más rápida que las actuales.

La noticia, anunciada esta semana por la empresa japonesa, supone otro paso más en la consolidación de estas tecnologías en los sectores industriales donde cada vez más se incorporan impresoras 3D a los procesos productivos tanto para el prototipado y utillaje como para realizar piezas funcionales de uso directo incluso en aeronaves.

El resultado del desarrollo realizado por Toshiba Corporation y Toshiba Machine se podrá ver por primera vez en una feria comercial en Tokio a primeros de diciembre.

Aparte del hecho de que otro de ‘los grandes’ se sume al carro de la impresión 3D, como ya lo hicieran HP, Ricoh o Canon recientemente, destaca la afirmación de que la velocidad de fabricación con la tecnología de Toshiba será hasta 10 veces más rápida que la habitual del sinterizado directo de metal por láser, conocida como DMLS, donde un láser sinteriza -funde-, el polvo metálico que se encuentra en un lecho, donde se ‘dibuja’ la pieza capa a capa.

La impresora 3D de Toshiba utilizará tecnología llamará LMD (deposición de metal por láser) donde se deposita el polvo metálido a través de una boquilla sobre el sustrato, a la vez que se proyecta un potente láser que lo funde conforme es depositado en el sustrato, una tecnología que ya usan otros fabricantes como Beam, Trumpf o TWI y que hemos visto recientemente en una máquina que han desarrollado en España por parte de la empresa Ibarmia, la cual incorporaba además un sistema de mecanizado.

Según Toshiba, la clave para su alta velocidad es una nueva boquilla que ha sido el fruto del conocimiento adqurido por la emprea en tecnologías de simulación de fluidos. Esta boquilla reduce el area sobre la que el polvo es inyectado y el láser se concentra de forma muy precisa en el área que ocupa el polvo.

El protoipo que maneja la empresa nipona puede fabricar a una velocidad de 110 cc de material por hora usando un láser de 800 W. Entre los metales con los que puede trabajar se encuentran el acero inoxidable, hierro o Inconel.

Toshiba seguirá con el desarrollo del prototipo para conseguir mayores velocidades y resolución en futuros modelos, así como para refinar el interface entre la máquina y los software de diseño CAD.

La primera máquina comercial no se espera que pueda ser entregada hasta 2017 o incluso un poco más tarde. El proyecto ha sido avalado por el Ministerio de Economía, Industria y Comercio de Japón mediante el programa “Desarrollos tecnológicos para la próxima generación industrial de impresoras 3D y sistemas de modelado 3D ultra-rápidos”.

Más noticias para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en  Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.