¿Puedo sublimar un transfer?

Con frecuencia recibimos consultas como la que da título a este post: ¿puedo sublimar un transfer?

El que se inicia en el mundo de la personalización sabe que quiere añadir un diseño a una prenda pero desconoce la parte técnica. Este post va dirigido a los emprendedores que se encuentran en esta fase inicial en la que deben decidir qué equipo tienen que comprar para poder comenzar a decorar prendas, y también al profesional que está utilizando una de estas dos técnicas y le gustaría utilizar la otra.

En realidad, el que hace esta pregunta está mezclando 2 técnicas diferentes: la técnica del papel transfer y la técnica de sublimación.

Las dos técnicas tienen en común un proceso de elaboración similar, que consta de 3 pasos:

• Paso 1: Selecciona un diseño en tu ordenador.
• Paso 2: Imprime el diseño en papel.
• Paso 3: Transfiere el diseño del papel a la prenda, aplicando calor mediante una plancha transfer.

Pero en realidad se trata de 2 técnicas DIFERENTES.

La técnica del papel transfer

¿Qué impresora?

Se puede realizar con dos tipos de impresoras:

• Impresora láser: que utiliza tóner
• Impresora de inyección de tinta o inkjet: que utiliza tintas

¿Qué tinta?

Tanto si decides utilizar una impresora láser como una impresora de inyección de tinta, utilizarás el tóner/tintas que habitualmente usas, sea original o compatible y NO necesitarás comprar ningún tipo de tinta especial. Por lo tanto, puedes utilizar la misma impresora con la que imprimes papel.

¿Qué papel?

En cuanto al papel, existen distintos tipos de papel transfer, en función del tipo de impresora y del color de la camiseta. Así, primero debes seleccionar el tipo de impresora que tienes (láser o inkjet) y después el color de la camiseta (claro u oscuro). Estas son las opciones de papel transfer disponibles.

La técnica del papel transfer es muy económica porque puedes utilizar la misma impresora que dedicas a otros usos (para imprimir sobre papel), suele utilizarse sobre tejidos de algodón, el resultado final es bastante satisfactorio (aunque el diseño tiene un ligero tacto de material “superpuesto” al tejido) pero la imagen va perdiendo calidad con los lavados. Es la técnica ideal para marcar tejidos que van a tener un uso reducido (por ejemplo, para fiestas, viajes, despedidas, disfraces, etc.)

La técnica de sublimación

¿Qué impresora?

Para realizar sublimación necesitas una impresora de inyección de tinta o inkjet corriente (es decir, que ha sido diseñada para imprimir papel).

¿Qué tinta?

La impresora debe estar equipada con tintas especiales para sublimación, y esto implica que estará dedicada exclusivamente a la sublimación.

¿Qué papel?

Por otra parte, debes imprimir la imagen sobre papel especial para sublimación, que será el mismo independientemente del soporte (tejido, porcelana, paneles, etc.) al que decidas transferir la imagen.

Es muy IMPORTANTE tener en cuenta que a la hora de transferir la imagen por sublimación sólo podrás hacerlo sobre tejido de poliéster 100% o con una composición mínima de 75% poliéster (por lo tanto, esta técnica no sirve para tejidos de algodón) y de color blanco o claro.

Esta técnica ofrece una imagen de calidad máxima (es la técnica perfecta para la transferencia de imágenes fotográficas), pero sólo puedes utilizarla sobre poliéster y sobre fondo blanco, además debes dedicar una impresora únicamente para la sublimación. No es posible limpiar los conductos de tinta para cambiar de tinta de sublimación a tinta corriente, porque es imposible eliminar los restos de la tinta inicialmente utilizada.

¿Qué técnica elijo?

Por lo tanto, si debes decidir entre una técnica y otra en primer lugar debes pensar en:

• El tipo de tejido que vas a decorar
• El uso que se le va a dar a esa prenda
• El equipo que necesitas adquirir para iniciarte en la técnica seleccionada (todo lo descrito arriba)

RECUERDA: desde el punto de vista de la impresora, estas dos técnicas no son combinables ni intercambiables. Si dedicas una impresora a papel transfer, posteriormente no debes dedicarla a la sublimación y viceversa. No obstante, el precio de venta de las impresoras es muy competitivo en la actualidad y por menos de 200 euros puedes comprar una impresora nueva.

Más trucos para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.