¿Por qué es importante utilizar perfiles de color en impresión digital?

La respuesta es simple: ¡ porque mejoran la calidad de impresión! 

Para lograr una impresión de alta calidad es fundamental configurar y usar adecuadamente la gestión de color. También es importante tener un perfil de color apropiado, que defina el comportamiento posterior de las tintas según el papel que vaya a utilizarse. 

La gestión del espacio de color se encarga de que los colores impresos de una imagen guarden la máxima similitud con los colores ‘reales’ creados digitalmente. 

La imagen digital está compuesta por una serie numérica que hace referencia a unos colores específicos. El problema surge cuando este archivo de imagen pasa de un dispositivo a otro y sus referencias de color varían debido a la transferencia. Con el fin de evitarlo, se realiza una conversión de color para que el espacio de color original del documento no se vea alterado. 

Es en el proceso de conversión del color donde el perfil de color actúa. El perfil de color es un documento que contiene datos que detallan, de forma estandarizada, un conjunto de colores llamado espacio de color. El perfil traduce y traslada la información del color de origen desde un dispositivo de lectura (por ejemplo desde una cámara fotográfica) a un espacio de color que permita la reproducción de la imagen en un dispositivo de reproducción. De este modo se establece una equivalencia análoga entre el color digital y el color impreso, consiguiendo así la calidad en impresión deseada. 

La diferencia que puede haber entre una impresión sin una buena gestión de color y otra en la que si se ha gestionado correctamente es evidente:

 

Un perfil es  por tanto un retrato del comportamiento de una máquina de impresión con un papel, tintas, lineatura y generación del negro determinados. Por eso, para poder usar un perfil ICC es indispensable que que las condiciones de impresión sean estables. 

Si un impresor tiene la máquina en unas condiciones de funcionamiento fijas y es quien crea las separaciones para esas condiciones de impresión (es decir, tiene control sobre la preimpresión y las separaciones), tiene sentido crear o elegir perfiles de color para cada tipo de papel. 

Si un impresor modifica las condiciones de funcionamiento de la imprenta cada vez que debe imprimir para así poder compensar las distintas separaciones (es decir, no tiene control sobre la preimpresión y las separaciones), el concepto de perfil no es aplicable. 

Por eso, el requisito indispensable para el uso perfiles de color en la impresión profesional es que las condiciones de impresión se ajusten a unas condiciones estables dentro de un margen de tolerancia fijado. 

Entonces ¿ que he de hacer con mi dispositivo de impresión digital? Si las condiciones de funcionamiento son estables, es posible actuar de dos formas:

Funcionamiento óptimo

Se busca que la máquina dé el máximo de sus prestaciones (por ejemplo, su rango máximo de colores). Sin embargo, estas condiciones de funcionamiento no responden a ninguna norma internacional y los intercambios de información son más complejos.

Funcionamiento estandarizado

Se busca que la máquina de unas prestaciones que se atengan a las normas internacionales. Aunque no se obtendrán las prestaciones máximas del aparato, se tendrá la ventaja de la estandarización. 

En cualquier caso, la creación del perfil ICC tiene esos pasos:

  • Imprimir sobre un tipo de papel concreto un patrón de referencia. El patrón aconsejado y más utilizado hoy día es el ECI 2002 (Altona).
  • Se eligen diez o veinte hojas con el patrón impreso. Si la máquina no es excepcionalmente uniforme en su funcionamiento, deben elegirse de toda la tirada. Si la máquina es excepcionalmente estable, será mejor elegir las hojas que hayan salido óptimas.
  • Medición de los valores del patrón de referencia impreso mediante un espectrofotómetro como, por ejemplo, el Spectrolino de Gretag).
  • Crear el perfil mediante algún programa como ProfileMaker (de Gretag). En esta fase se indican los límites totales de tinta (que se establecen en la puesta a punto de las condiciones óptimas o estandarizadas) y la generación del negro. Conviene hacer varios perfiles con diversos valores de generación del negro. Cuando se vayan a usar, se escogerá el perfil más adecuado para cada caso particular.

Más noticias para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en  Suscripción de Newsletter

Publicado el . 1 Comentario

Una Respuesta a “¿Por qué es importante utilizar perfiles de color en impresión digital?”

  1. antonio aparicio viso dice:

    Es tan importante que si no teneis un perfil preparado y bien calibrado para tu impresora, estropeais muchos trabajos y aparte se pierde mucho tiempo ajustando imágenes.

    Le tengo que dar las gracias a Albert de “Ahorra en Tinta”, que ha creado un perfil para mi impresora Epson 3800, dando unos resultados Perfectos.

    Ahora ya no tengo que retocar ninguna imagen y la envio a imprimir directamente sin preocuparme de ajustar nada.

    Mil gracias de nuevo, me habéis solucionado un problema que me estaba volviendo loco, porque estaba estropeando muchos trabajos. Como estaba imprimiendo SIN perfil los resultados eran horrosos, los tonos no coincidían con los originales.

    Por mi parte, deciros que sois unos buenos profesionales, y que este tipo de gestión de color es muy difícil de hacer y habéis acertado de la primera.

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.