Más trucos para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en Suscripción de Newsletter

A la hora de decidir por una impresora para el hogar, hay que elegir si se quiere sólo impresora o multifunción, con o sin WIFI, tinta o láser, con botones o con pantalla, función fotocopiadora, doble cara, calidad fotográfica, con entrada USB, lector de tarjeta de memoria, etc.

Las siguientes recomendaciones ayudan a elegir la impresora ideal.

Los Equipos Multifunción

Hoy en día, aún con diferencia en el precio, prácticamente la totalidad de las impresoras de tinta en el hogar son multifunción, es decir, pueden imprimir y escanear además de otras funciones.

Conectividad: ¿con o sin WiFi?

La impresora suele conectarse al ordenador con un cable USB. Con la incorporación del WIFI a estos equipos, no sólo se puede ganar espacio al poder cambiar de ubicación a la impresora (imprimiendo desde un lugar más cómodo), sino que también se consigue la integración con los smartphones, tabletas y otros equipos con WIFI incorporado. Además se puede imprimir de forma remota o desde la nube.

Número de tintas

Para el hogar, la tecnología de impresión más utilizada es la inyección de tinta, desplazando el modo de impresión láser al ámbito profesional. Aunque si las impresiones sólo se van a realizar en blanco y negro, y con mucho material, hay impresoras láser monocromo que nos puede compensar.

Respecto a la inyección de tinta, es importante conocer el número de tintas que tiene el equipo y en cuántos cartuchos se distribuye. Lo más habitual es que tengan cuatro tintas (negro, amarillo, cian y magenta), pero en los equipos para la impresión fotográfica de calidad, incorporan una tinta más (negro con pigmentos), para dar a las impresiones un excelente acabado con bordes y fondos más definidos.

En cuanto al número de cartuchos, lo mejor es que sean independientes, es decir, un cartucho para cada tinta. Los equipos económicos suelen disponer de sólo dos cartuchos, uno para el color negro y el otro que combina los tres colores primarios. En este tipo de impresoras,si se termina el color azul, aunque el cartucho contenga color amarillo y rojo, se debe sustituir el cartucho para no obtener impresiones distorsionadas, malgastando así la tinta.

Precio de los consumibles

A la hora de elegir una impresora para el hogar, no hay que fijarse sólo en el precio del equipo, ya que algunos fabricantes pueden vender los equipos por debajo del precio final, para recuperar luego el dinero con la venta de recambios y accesorios.

Recomendamos conocer si la marca en cuestión dispone de ofertas al adquirir los packs completos así como saber los precios de los consumibles por separado. Conviene también conocer los cartuchos y toner compatibles con nuestro equipo y que precio nos costará.

Puntualizar también que se comercializan los cartuchos de alta duración y que aunque sean más caros que los normales, debido a su tamaño, terminan compensando con creces la inversión. Aunque tienen el inconveniente que la tinta se seca si no se utiliza habitualmente, teniendo el equipo que limpiar los cabezales, proceso que se realiza automáticamente pero consumiendo mucha tinta.

Carga de papel

Las impresoras admiten la entrada de papel por la parte superior, y otros por la parte frontal o trasera. Los equipos más sofisticados disponen de un compartimento en el que se puede almacenar hasta 100 hojas. Por el contrario, los equipos más económicos sólo permiten la entrada de papel levantando una tapa e insertando manualmente las hojas, lo que resulta incómodo si vamos a colocar la impresora en una estantería. Por lo tanto, sería recomendable saber el lugar donde colocaremos la impresora para  elegir el tipo de carga que nos sea más cómoda.

Mejor con pantalla incorporada

El manejo de las funciones de una impresora que cuenta con pantalla resulta mucho más fácil e intuitivo que con botones. La pequeña inversión merece la pena y algunos modelos son tan fáciles de usar como los smartphones e incluso podemos usar desde el teléfono móvil sus aplicaciones de una forma más cómoda.

Impresión a doble cara

Al imprimir a doble cara se ahorra papel. Y el ahorrar papel no sólo es ventajoso a nivel práctico sino que también es beneficioso desde el punto de vista medioambiental como para la sostenibilidad. Con la función impresión a doble cara, es el equipo quien realiza esta función por nosotros. De lo contrario, habrá que hacer este proceso manualmente siguiendo las indicaciones de un software, con el consiguiente retraso, debido a la espera del equipo mientras realizamos los procedimientos que nos indica el software.

Más noticias para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en  Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.