Las líneas finas no se imprimen

En ocasiones nos llegan consultas al SAT en las que nos indican que después de una recarga o incluso después de sustituir el cartucho por uno original, las líneas muy finas no se imprimen o no se llegan a ver bien definidas.  Este problema de fácil solución, como veremos a continuación, tiene su origen en las diferencias del polvo de tóner tanto entre tóneres compatibles como en tóneres originales. Hemos de tener en cuenta que el polvo de tóner para cada modelo de cartucho es diferente, cuando se fabrica se prevén un determinado número de toneladas de un tóner con determinadas características y con él después se fabrican cientos de miles de cartuchos. En determinado momento se precisa fabricar mas polvo de tóner de ese mismo modelo, pueden pasar meses desde el primer lote de fabricación hasta el segundo y probablemente en este segundo lote se empleen componentes que aunque iguales al del primer lote tienen pequeñas diferencias ya sea procedencia o de comportamiento físico. Esto hace que un tóner de un primer lote no tenga por que comportarse como el del segundo; de tal modo que esto se ve reflejado en las impresiones. Todos habréis comprobado que dos cartuchos, aunque sean originales, no imprimen exactamente igual; esto se hace bastante evidente en las impresoras color.

Volviendo al tema, cómo vamos a solucionar el problema de las líneas finas? Simple, haremos unos ajustes en la impresora.

En primer lugar hemos de asegurarnos que el modo de ahorro de tóner está apagado en el panel de control o en el controlador de impresora. Por defecto nunca estará activado, pero si no lo tenemos claro lo mejor es consultar el manual de usuario de nuestra impresora;  si no tenemos a mano el manual, lo podemos descargar desde la web de nuestra marca de impresora.

Una vez tenemos claro que el ahorro de tóner esta desactivado, comprobamos la resolución de impresión. Si está en uso, fino que normalmente equivale a 2400 dpi, la cambiaremos  a normal que equivale a 600 dpi. Esto se hará del siguiente modo: nos vamos a Inicio>Configuración> Impresoras y faxes, colocamos el puntero encima de la impresora y pulsamos el botón derecho se nos abrirá un desplegable y seleccionamos Preferencias de impresión. Se nos abrirá el cuadro de impresión de la impresora y en él buscamos la opción de ajustar resolución, seleccionamos el valor deseado, pulsamos Aplicar y Aceptar ; ya podemos verificar si la impresión es correcta.

Os pongo un ejemplo de cuadro de control para una impresora Brother, lógicamente según la marca y modelo de impresora que tengáis la imagen del cuadro será distinta a la que veis, pero los paso a seguir para llegar a él son iguales en cualquier marca.

Mantente informado acerca de todo lo que puedes hacer para el ahorro de tinta y tóner  pincha en  Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.