La sustitución del developer o revelador

Aunque el post de hoy está más orientado a empresas de reciclaje de tóner, también será útil para las personas que son consumidores de kits de recarga.  Hablaremos de un elemento poco frecuente en las impresoras de tóner, ya que no todas lo usan; se trata del developer o revelador. Antes de empezar explicaremos que es el developer y por qué unos cartuchos lo usan y otros no.

El polvo de tóner en una de sus múltiples  variantes puede ser monocomponente o bicomponente; el bicomponente está formado por el polvo de tóner propiamente dicho y el agente de carga que es el revelador. En el tóner monocomponente el agente de carga esta adherido a cada partícula de tóner mediante químicos. Básicamente el agente de carga son diminutas partículas, más pequeñas en el mono que en el bicomponente.

Una vez explicado esto, entraremos de lleno en el tema del developer.

En los cartuchos bicomponente, el polvo de tóner va en un depósito y el developer en otro. Durante el proceso normal de impresión, la cámara del developer se va llenando de polvo de tóner que se va consumiendo a medida que se imprime. Llegando un momento en el que todo el polvo de tóner se agota mientras que todo el developer permanece  intacto. La pregunta que nos suelen hacer entonces es: es necesario sustituir el developer cuando relleno nuevamente mi cartucho?

La respuesta que damos siempre es: no, si solo vamos a recargar una sola vez, pero si recargas una vez más deberemos sustituir también el developer. La explicación vamos a hacerla de un modo sencillo. Pensemos que el developer son partículas de hierro, más o menos del tamaño de un grano de sal. Estas partículas tienen forma distintas, de tal modo que son poliedros con  aristas angulosas. Sobre esas aristas se van pegando las partículas de tóner que acaban transfiriéndose al papel (solo las partículas de tóner). Por la fricción de los rodillos las partículas de developer se van desgastando, se forman otras aristas, pero otras se van limando; esto provoca que en las partículas de developer se adhieran menos partículas de tóner, lo que acabaría provocando impresiones claras o falsos mensajes de tóner bajo.

Dependiendo del fabricante, se estima que un developer puede funcionar sin problemas entre 20.000 y 30.000 copias. Si tenemos en cuenta que suelen usarse en impresoras que hacen unas 9.000 copias, está claro que sí podemos reutilizarlo al menos una vez más con total garantía.

Quieres saber todo lo que podemos ofrecerte para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en  Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.