Impresión en color

Existe siempre la duda de por qué los colores reflejados en la pantalla no son los que luego aparecen impresos, vamos a intentar desvelar este asunto.

El controlador suministrado con la impresora proporciona varios controles para modificar la salida de color. Para el uso general, los ajustes automáticos son suficientes, ya que proporcionan ajustes predeterminados razonables que producen buenos resultados con la mayoría de documentos.

Muchas aplicaciones tienen sus propios ajustes de color, que pueden anular los ajustes del controlador de la impresora. Por lo que es recomendable consultar la documentación de la aplicación de software para obtener información sobre las funciones concretas de la administración de colores de dicha aplicación.

Factores que afectan a la apariencia de las impresiones.

Si queremos establecer manualmente los ajustes de color del controlador de la impresora, debemos tener en cuenta que la reproducción del color es un tema complejo y que hay muchos factores que debemos considerara. Algunos de los más importantes son:

-          Diferencias entre el rango de colores que puede reproducir un monitor y la impresora.

Ni la impresora ni el ordenador pueden reproducir la gama completa de colores visibles al ojo humano. Cada dispositivo está limitado a una determinada gama de colores. Además, la impresora no puede reproducir todos los colores que se muestran en un monitor, ni viceversa.

Ambos dispositivos utilizan tecnologías muy distintas para representar el color. Un monitor utiliza fósforos rojos, verdes y azules (RGB), mientras que una impresora utiliza tóner o tinta cyan, magenta, amarilla y negra (CMYK).

Un monitor puede mostrar colores muy vivos, como rojos y azules intensos, que no se pueden reproducir fácilmente en una impresora utilizando tóner o tinta. Del mismo modo, hay ciertos colores (algunos amarillos, por ejemplo) que se pueden imprimir, pero que no se pueden mostrar de forma precisa en un monitor. Las diferencias entre monitores y las impresoras son, con frecuencia, la causa principal en que los colores impresos no coincidan con los que se ven en la pantalla.

-          Condiciones de visualización. Una impresión se puede ver muy distinta bajo diferentes condiciones de iluminación. De este modo los colores de una impresión se pueden ver distintos si estamos de pie junto a una ventana por donde entra el sol o debajo de una luz fluorescente en una oficina.

-          Ajustes de color del controlador de la impresora. Los ajustes manuales de color del controlador pueden cambiar el aspecto de una impresión. Hay varias opciones disponibles que pueden ayudarnos a que los colores impresos coincidan con los que vemos en la pantalla.

-          Ajustes del monitor. Los controles de brillo y contraste del monitor pueden cambiar el aspecto del documento en la pantalla. Además, la temperatura de color del monitor influye en el aspecto cálido o frio de los colores.

En un monitor normal hay varios ajustes posibles:

-          5000K: el más cálido; luz amarillenta, suele utilizarse en entornos de artes gráficas.

-          6500K: más frío, se aproxima a las condiciones de la luz solar.

-          9300K: frio; el ajuste predeterminado para muchos monitores y televisores.

(K= Grado Kelvin)

-       Como muestra el color la aplicación. Algunas aplicaciones de gráficos como Corel Draw o Adobe Photoshop, pueden mostrar los colores de manera distinta a como los muestran las aplicaciones de Office.

-       Tipo de papel. El tipo de papel que utilizamos también puede influir de forma      importante sobre el color impreso.  Por ejemplo, una impresión en papel reciclado se puede ver más apagada que en un papel satinado especialmente formulado.

Consejos para imprimir en color.

Recomendamos las siguientes pautas para lograr un buen resultado de color con la impresora.

Impresión de imágenes fotográficas. Utiliza el ajuste monitor 6500K de alto contraste. Si los colores tienen un aspecto demasiado apagado, prueba los ajustes monitor 6500K de colores vivos o cámara digital.

Impresión desde aplicaciones de Microsoft Office. Utiliza el ajuste monitor 9300K. Esto puede ayudar si estamos teniendo problemas con colores específicos en aplicaciones como Microsoft Excel o con Powerpoint.

Mas novedades para el ahorro de tinta y tóner en tus impresiones, en Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.