Impresión directa sobre metales

La durabilidad de la impresión sobre soportes metálicos era hasta la fecha el mayor problema a resolver para la industria de la personalización.

La personalización de placas industriales ha sido desarrollada durante mucho tiempo por la impresión serigráfica, técnica que se emplea todavía en las impresiones logrando una estampación prolongada sobre metales para la fabricación de etiquetas metálicas, placas industriales y etiquetas adhesivas.

Hoy en día podemos ofrecer impresiones tan resistentes que sólo pueden ser removidas por agresión directa física quedando protegidas ante disolventes y otros agentes físico-químicos que pudieran dañar la impresión. Las nuevas tecnologías para impresión directa sobre metales permiten trabajar con libertad de espesores, personalizando con mayor resolución, sin límite de colores y con total claridad sobre todo tipo de plásticos técnicos, materiales acrílicos, metales e incluso maderas.

La tecnología de impresión digital permite adaptar el tamaño de las producciones a las nuevas particularidades de los mercados con una creciente demanda en tiradas muy cortas y totalmente personalizadas.

Las áreas de trabajo disponibles en las mesas de impresión permiten ser también competitivos sobre soportes de mayor tamaño, complejos de trabajar por serigrafía. La resolución ajustable con una velocidad de impresión más que adecuada ofrece la posibilidad de ofertar pequeñas tiradas de gran formato con costes muy razonables.

La impresión directa sobre metales y otros soportes también permite abarcar las necesidades de identificación a través de códigos de barras y códigos Qr con información totalmente personalizable. Apoyados por un software generador de códigos y etiquetas la composición de los formatos a imprimir se automatizan. Este tipo de trabajos eran imposibles de abarcar por otras técnicas de impresión que no presentan tanta versatilidad de trabajo.

De este modo la impresión directa sobre metal ofrece a los profesionales del sector una tecnología fiable y compacta para encarar trabajos versátiles de mucha calidad con independencia del volumen de la tirada. Los pasos de preparación y ajustes preproducción se reducen aumentando las posibilidades de negocio al incorporar nuevos sectores tecnológicos e industriales muy complejos de satisfacer hasta la fecha. Los departamentos técnicos tienen todo el control de la producción desde el inicio y desarrollo del diseño hasta la impresión final. Todo ello se traduce en una gran capacidad de adaptación al mercado respondiendo en tiempos y precios no conocidos hasta ahora.

Más trucos para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.