El auge de la impresión digital en los envases

Se prevé que la impresión digital para envases pasará de una facturación de 6.600 millones de dólares en 2013 hasta más del doble en 2018, es decir, aproximadamente unos 14.400 millones de dólares. No es ninguna sorpresa si se tiene en cuenta el impacto que esta tecnología ha tenido en el mundo de la impresión y, por consiguiente, en el marketing. Gracias a las posibilidades que ofrece la impresión digital, las marcas pueden personalizar e individualizar realmente sus productos y destinarlos a una audiencia muy precisa.

 

Pensemos en la famosa campaña ‘Comparte una Coca-Cola’, que posiblemente fue el punto de inflexión que supuso el despegue real de la impresión digital como oportunidad creativa en el envase. Tiempo atrás ya se habían usado ediciones limitadas para crear expectación en torno a una marca. Con su serie de envases “con nombre”, Coca-Cola señaló el camino hacia una era de ediciones sin límites.

Lo que empezó siendo una iniciativa local de Coca-Cola en Australia para volver a conectar con los jóvenes que ya no “sentían amor” por la marca terminó convirtiéndose en una campaña mundial de marketing que se replicó en 32 países europeos, con 150 nombres populares en cada uno de ellos. El resultado fue un aumento de las ventas del 4% en los mercados en los que apareció, un incremento notable para una marca del tamaño de Coca-Cola.

Larga vida a la personalización

Vivimos en un mundo de híper especificidad, lo que ilustra el éxito de la campaña ‘Comparte una Coca-Cola’. Los entornos de redes sociales que habitamos y la tecnología que usamos nos han enseñado a contar con que todo esté personalizado a todos los niveles, desde una aplicación que sugiere un restaurante situado a menos de 500 m de distancia en el que nos gustaría cenar hasta cookies que “aprenden” cuáles son nuestras preferencias y procesan a nuestra medida los datos disponibles para «hablarnos directamente». La personalización en el espacio digital no es algo que nos impresione: es lo que esperamos.

No hay mejor ejemplo que los que se conocen como “nativos digitales”, es decir, la generación de personas que no han conocido el mundo sin internet. En este contexto, la comunicación física (impresa o en los envases) puede conquistar algunos triunfos fáciles con una audiencia que entiende y hace suyas las ideas de personalización e individualización.

El auge de la impresión y la impresión digital

En la medida en que los expertos en marketing sigan buscando maneras de triunfar en los estantes de las tiendas y conectar realmente con sus audiencias, el envasado digital no dejará de ganar popularidad. Ya ha significado un cambio en las reglas de juego, teniendo en cuenta que permite a las marcas producir envases más rápidamente que nunca y, al mismo tiempo, personalizarlos para ediciones limitadas o promociones llamativas.

Los líderes de la impresión y los envases, como HP, no solo deben evolucionar a la par que las necesidades del mercado, sino también innovar junto con este y ofrecer nuevas oportunidades. Por ejemplo, HP lanzó en 2012 la prensa de gran formato HP Indigo, que desde entonces ha permitido a marcas y minoristas explorar y hacerse suyas las oportunidades que ofrece el envasado digital, con la personalización como una de sus ventajas principales. Gracias al software SmartStream Mosaic de HP, las marcas pueden crear envases verdaderamente únicos.

La impresión digital se ha convertido en imprescindible en muchas áreas de la producción de envases y empieza a dejar huella en segmentos nuevos. Las empresas se encuentran en el proceso de descubrir las ventajas que la producción digital puede ofrecerles a ellas y a sus clientes, entre las que destaca la personalización y la conexión con su audiencia, así como la creatividad prácticamente ilimitada que permite.

Más noticias para el ahorro de tinta y tóner en tus impresiones pincha en  Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.