Consumibles XL: ¿Por qué realizar la transición?

El avance de la innovación tecnológica ha conseguido aterrizar en multitud de sectores, uniéndose a la carrera de las necesidades del consumidor y haciendo frente a las, cada vez más exigentes, necesidades de los clientes. Esta realidad se ha extrapolado al sector de la impresión, debido a las exigencias solicitadas por los usuarios que consumen este tipo de servicios en su día a día. De hecho, el mercado de la impresión tuvo un crecimiento en 2015 del 12% en unidades con tecnología de tinta y un 4% en la tecnología láser, según datos finales de IDC publicados en la revista Byte.

Los fabricantes, siempre atentos a los cambios en las demandas y necesidades del mercado, comenzaron a observar que los usuarios reclamaban, cada vez más, un producto que les permitiera, no solamente conseguir un acabado profesional, sino que ofreciera un ahorro en cada página impresa. Como resultado de esta necesidad surgieron los consumibles XL. Pero, ¿qué son estos consumibles? ¿Por qué los reclaman los usuarios? ¿En qué les beneficia?

A la hora de elegir un equipo de impresión, tan importante es contemplar el precio del equipo como son las opciones de consumibles que utilizan. Equipos que, además de un consumible estándar, permite utilizar uno XL ofrecen una ventaja en ahorro, eficiencia y autonomía.

Hoy en día, el mercado no quiere tener un cargo excesivo por este motivo y por ello, las compañías deben hacer frente a estas necesidades de la manera más eficiente posible. Ahorrar es una de las claves del cliente y debe ser uno de los factores a tener en cuenta a la hora de diseñar un producto. Por eso, actualmente, una gran mayoría de equipos de cualquier marca ofrecen la posibilidad de elegir entre consumibles de tamaño estándar o XL, e incluso, en equipos más avanzados, consumibles de súper y extra larga duración.

Los consumibles XL son cartuchos que admiten más capacidad de tinta o de tóner, que tienen una duración más extensa y que son perfectos para aquellos entornos que tienen un ciclo de impresión medio/alto y en los que el ahorro es un factor importante, ya que tienen una capacidad superior a los convencionales. El efecto que producen es dotar a las impresoras de capacidades de ahorro y eficiencia, así como ampliar tiempo entre un remplazo de consumible y el siguiente.

Poder optar por los consumibles XL ya no es una cuestión puramente técnica. Apostar por la eficiencia es apostar por el ahorro. En esto también consiste nuestra innovación.

Para estar a la última de todo lo relacionado con el ahorro de tinta y tóner en tus impresiones pincha en  Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.