Compatibles y Reciclados versus Originales

Desde hace unos años las marcas de consumibles originales están presentado batallas contra la distribución, comercialización y uso de productos compatibles para impresoras; ya que según ellos este tipo de productos infringen las patentes de los productos originales. Para entender mejor los conceptos, permitidme ante todo que os explique primero qué es un producto compatible, uno reciclado y uno original.

Se entiende por cartuchos compatibles aquellos en los que de todo lo que le compone es totalmente nuevo, incluido carcasas, tornillería y engranajes. Por tanto se trata de un producto nuevo y que tiene un aspecto diferente al del consumible original.

Los cartuchos reciclados, también llamados remanufacturados,  son aquellos que partiendo de  cartuchos originales vacíos son sometidos a un proceso de desmontaje, limpieza, sustitución de componentes, sellado, rellenado, montaje y control final de impresión. Se usan tóner/tinta específicas para cada modelo y todos los componentes mecánicos y eléctricos que desarrollan la impresión previa son sustituidos por componentes totalmente nuevos. Normalmente lo único que se reutiliza son las carcasas exteriores (dependiendo de su estado), tornillería y engranajes.

Un cartucho original es aquel que está fabricado bajo la marca del fabricante original, por tanto lleva su sello y no ha sido fabricado por la marca.

Aclarado estos conceptos, las marcas originales en los últimos meses están presentando demandas en España contra todas aquellas empresas que comercializan los productos llamados compatibles, permitiendo la comercialización de los llamados reciclados o remanufacturados. Siendo sinceros, ya nos está bien que esto sea así; ya que, en teoría esto va a potenciar el uso de productos reciclados, de tal modo que se espera que la empresas nacionales de reciclado vean aumentadas sus cargas de trabajo debido a la previsión del aumento de demanda para este tipo de consumibles. Está claro que, si se para la distribución del producto compatible, los distribuidores de este tipo de producto no cesarán en su actividad, solo reorientarán su actividad volviendo a su origen que era la comercialización del consumible reciclado. Por tanto esta iniciativa de los fabricantes de originales no provocará pérdidas de puestos de trabajo en el mercado nacional.

Lo que hasta ahora he explicado parece algo idílico, pero realmente ¿sucederá de este modo? Me explico. Los fabricantes de originales (OEM) denuncian el uso de compatibles porque algunos de sus componentes infringen sus patentes, hasta aquí todo correcto. Pero mi experiencia en 20 años de reciclaje de consumibles me hace sabedor que las materias primas que se usan para el reciclaje son las mismas que las que se montan en los compatibles y que, además, en algunos casos, son las mismas que se usan en los consumibles originales. Debemos tener en cuenta que la marca de originales no fabrica, se fabrica en China, una empresa que llamaremos X y que seguramente X fabrica en una segunda línea de montaje los productos compatibles, usando en algunos casos los mismos componentes que se montan en el producto original… Claro, ahora entiendo porque el fabricante no va a buscar la fábrica que produce el compatible o al gran importador que pone el producto de esa fabrica China en España, tal vez tiene miedo de algo. Así que la marca va a buscar la pequeña tienda de barrio, el pequeño distribuidor que mueve la mercancía por el territorio para denunciarlo, multarlo y cerrarle el negocio. En fin todo esto son suposiciones, pero si todos los productos tanto compatibles, reciclados y originales en algunos casos usan los mismos componentes que infringen patentes, llegará un momento en el cual un producto reciclado hasta ahora legal, deje de serlo por infringir también patentes? En definitiva todas estas demandas de las marcas originales van en contra de la libre elección de un producto por parte del usuario. Cuando se me gasta la gasolina del coche busco la gasolinera que me interesa, por precio, por proximidad, por servicio, por necesidad, … Acaso cuando compro una impresora algo me vincula a comprar cartuchos originales? …. Ah sí!!!!!!, me vincula que la marca original tiene su gran negocio en la venta de los consumibles, por eso vende una impresora de color por 90€ y te pide por los consumibles que lleva  400 €, cuando el coste de fabricación de todos ellos puede rondar los 60€.  Ahora me explico para que les ponen chips que dan alertas de Cuidado has instalado un consumible no original, tu impresora podría salir corriendo y romperse, porque las constantes actualizaciones de Firmware, porque renovar el parque de impresoras cada 6 meses, …..

En fin, mañana mas.

Si deseas recibir más información de todo lo referente al ahorro de tinta y tóner haz clic en  Suscripción de Newsletter

Publicado el . 2 Comentarios

2 Respuestas a “Compatibles y Reciclados versus Originales”

  1. Javi dice:

    Muy interesante el articulo.

    ¿Cómo puede suceder que te cierren un negocio por vender unos productos?
    Lo normal sería que los retiraran de la venta y listo. No obstante el responsable será el distribuidor ¿NO?

    Existe mucha diferencia entre el reciclado y compatible?

    • Bueno, la responsabilidad creo que es de todos; ya que en cualquier producto tanto los comerciantes como los clientes debemos saber que estamos vendiendo y que estamos comprando; a veces ocurre que un distribuidor cree que dentro de la caja va un producto reciclado y en su interior va un compatible, ya que ha sido victima del engaño o el desconocimiento del mayorista. Por ello, yo iría mas alla; puesto que el culpable de toda esta situación es el propio fabricante de cartuchos originales, que permite que una fábrica siga montando este tipo de productos, claro que tal vez, esa misma fabrica, también es quien monta el producto original. Por otro lado no todos los gobiernos o autoridades de aduanas tienen el conocimiento de si el producto que viene en un contenedor es o no legal. En algunos paises europeos este tipo de productos, al ser importaciones, no tienen lugar y son rechazados.

      En definitiva si quieres acabar con un producto empieza con destruir el origen, por tanto impide su fabricación.

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.