¿Cómo están imprimiendo las empresas?

Seas más o menos joven es probable que por tus venas siga corriendo sangre analógica. Y es que desprenderse completamente del formato papel es algo que todavía no está en nuestra mente… al fin y al cabo, después de tantos años caminando juntos, ¡se ha vuelto un compañero inseparable!

Así lo confirma el reciente estudio de InfoTrends que se ha encargado de encuestar a las empresas para atisbar en qué dirección se mueven sus tendencias de impresión.

Según las conclusiones extraídas, la cantidad de documentos que se imprimen semanalmente está directamente relacionada con el tamaño de la empresa. Los empleados de las pymes imprimen una media de 51 páginas semanales. Por otro lado, en las compañías que superan los 250 trabajadores, este volumen es ligeramente superior, y se sitúa en las 54 páginas.

Este volumen también tiene que ver con el tipo de puesto que se desempeña. Los trabajadores que más imprimen son aquellos que pasan más tiempo en la oficina, frente a los que trabajan fuera de ella o tele trabajan.

¿Y cada cuánto imprimen estos trabajadores para alcanzar dicho volumen? Las cifras indican que con bastante frecuencia; se estima que los empleados hacen unos 16 paseos semanales hasta la impresora.

Si indagamos en qué tipos de documentos son los que se imprimen de manera más común en este entorno de trabajo son:

  • Facturas, extractos
  • Informes
  • Formularios y correos electrónicos

En cuanto al formato que más se usa, el tamaño hasta A4 es el rey, copando un 93% del total de impresiones realizadas. En el 7% restante, el formato A3 se está haciendo hueco y tiene un gran peso.

Al fijarnos en el color, aún el 75% de las impresiones se realiza en monocromo. El color se mantiene en un segundo plano, quizá provocado por una mayor incidencia laboral en políticas de concienciación medioambiental.

Por otra parte, si tenemos curiosidad por saber cuál es la tecnología más extendida, es el láser el que sigue ganando la batalla a la tinta convencional aunque, entre el grueso de las microempresas, continúan decantándose por esta última opción. La explicación es sencilla, pues estas organizaciones normalmente adquieren sus impresoras directamente en grandes superficies, catálogos o Internet, por tratarse de productos más disponibles y competitivos en el precio de la máquina.

En definitiva, si hay una idea que puede extraerse de todo lo anterior, al margen de que somos más eco-friendly, es que los documentos impresos siguen jugando un papel importante en cómo se presenta, comparte y comunica la información hoy en día. El mundo digital sigue escalando posiciones, pero no va a destronar a nuestro querido papel.

Más novedades para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en  Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.