Como actuar ante un atasco de papel

Este es el problema más común de la impresora, con dos variantes: o bien el papel sale doblado y destrozado con algo parecido a lo que queríamos ver impreso en él, o bien se queda dentro de la máquina atascado en algún punto del recorrido. El primer caso no tiene más relevancia: comprobamos que las hojas en la bandeja están bien alineadas y volvemos a probar. Cuando el papel se ha quedado en el interior, es necesario desconectar la impresora de la alimentación para evitar accidentes con los elementos móviles y abrir todos los compartimentos.

 

En función del modelo, lo habitual es descubrir el frontal para alcanzar la zona por la que sale el papel impreso. En modelos más grandes, también encontraremos puertas laterales e incluso traseras. Sea como fuere, nuestro propósito es abordar el atasco desde el mejor ángulo posible para proceder a la extracción del papel. Lo haremos con firmeza, pero con cuidado y despacio para impedir que se rompa y algún trozo bloquee el circuito. Una vez subsanada la obstrucción, volvemos a cerrar todas las tapas y encendemos de nuevo.

 

Existe la posibilidad de que, a pesar de tener cuidado y creer que hemos retirado el papel, la impresora siga mostrando el mensaje de atasco y no funcione. Así, probamos a apagar y encender la máquina para que se reinicie y vuelva a la normalidad. Si no es así, seguramente algún trozo de papel se ha atascado en una zona no visible. En este caso, haremos una búsqueda concienzuda. Si resulta infructuosa, insistiremos con dos o tres encendidos y apagados más, pues a veces el trozo perdido se desplaza y libera el mecanismo. Si todo esto no lo resuelve, entonces no habrá más remedio que llamar al técnico.

Es importante conocer que la mayoría de los problemas de atasco de papel se debe a una colocación defectuosa en la bandeja. Debemos comprobar que las hojas están bien centradas en su lugar. Además, conviene no mezclar papel de diferente tamaño y gramaje. Y, por supuesto, en ninguna circunstancia hemos de superar el gramaje máximo que admite nuestra impresora.

También es importante tener cuidado con los formatos especiales, como sobres u hojas de etiquetas. Los primeros son susceptibles de enredarse en el recorrido, mientras que las segundas, si están medio levantadas, pueden impedir la correcta circulación de la hoja en el interior de la impresora.

Más trucos para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en  Suscripción de Newsletter

 

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.