Tintas inteligentes

Las tintas inteligentes o funcionales son aquellas que tienen propiedades avanzadas, y que mediante la impresión con tecnologías convencionales, confieren al producto impreso unas características especiales.

A mediados de los años 70, la empresa japonesa Pilot Ink Co. comenzó a comercializar tintas con propiedades avanzadas. Estas tintas basaban su “inteligencia” en un polímero termocrómico, que cambiaba de color con la temperatura. Aunque el producto funcionaba, su baja demanda, así como las limitaciones de su aplicación comercial, concluyó en la no comercialización de estas tintas en Estados Unidos..

Existen muchas clases de tintas inteligentes que describiremos a continuación, pero cabe mencionar que todavía en la actualidad su principal aplicación es la impresión de seguridad, en moneda, timbre y documentación.

Tipología de tintas inteligentes

Una tinta inteligente, es aquella tinta que después de ser impresa, reacciona presentando un cambio en alguna de sus propiedades, como consecuencia de la variación en alguna característica del medio que la rodea.

Podemos listar las tintas inteligentes, en función de la propiedad variable que presenta.

Tintas cromoactivas

Son aquellas que cambian su color, como consecuencia de la variación de algún fenómeno externo. Estas tintas pueden dividirse en tres tipos dependiendo del fenómeno externo que provoca la variación del color.

  • Tintas termocrómicas: son aquellas que cambian de color como consecuencia de la variación de la temperatura. Este cambio puede ser reversible o irreversible. El cambio de color ocurre dentro de un rango específico de temperaturas.
  • Tintas electrocrómicas: son aquellas tintas que tienen la capacidad de variar su espectro de absorción y su color, reversiblemente, al aplicarle un impulso eléctrico.
  • Tintas fotocrómicas: son aquellas tintas que cambian reversiblemente de color, al variar el tipo de iluminante.

Tintas fotoactivas

Son aquellas tintas que son capaces de emitir luz de diferente naturaleza, como consecuencia de un fenómeno externo.

  • Tintas electroluminiscentes: son aquellas que producen luz cuando se les aplica una diferencia de potencial.
  • Tintas fluorescentes: son aquellas tintas que tienen la capacidad de emitir luz durante nanosegundos al ser excitados sus electrones a un estado superior de energía. El fenómeno de fluorescencia necesita, por lo tanto, una fuente continua de excitación para ser observado continuamente.
  • Tintas fosforescentes: son aquellas tintas que producen luz visible ó invisible, como resultado de una luz incidente de pequeña longitud de onda, detectable después de que la fuente de excitación haya sido eliminada. 

Tintas conductivas

Son aquellas tintas que conducen la electricidad, ante la aplicación de un potencial eléctrico.

Tintas ópticamente variables 

Son aquellas tintas que cambian de color según sea el ángulo de observación. Incluso, pueden pasar de invisible a visible con efecto de brillo. Dependiendo del tipo y tamaño de partícula que se emplee, es posible obtener diferentes tipos de efectos.

Tintas magnéticas 

Son aquellas que tienen la capacidad de almacenar información codificada.

Tintas activas biológicamente 

Son aquellas que detectan un microorganismo como consecuencia de una reacción química, provocada por un cambio en las condiciones del entorno. Esta reacción produce un cambio en la coloración de la tinta.

Hemos mencionado algunas de las tintas inteligentes que existen en el mercado; pero existen otras muchas tintas con propiedades avanzadas que también pueden resultar interesantes, tales como las tintas con olor y textura.

A excepción de las tintas conductivas y magnéticas, todas presentan cambios observables a simple vista 

Aplicaciones de las tintas inteligentes

Un posible sector de interés, en el uso de las tintas inteligentes, es el sector del packaging, donde cada vez los consumidores demandan más información sobre los productos que adquieren.

Debido a que las tintas inteligentes presentan un cambio en una de sus propiedades, como consecuencia de un cambio en una característica del medio que la rodea, son idóneas, para alertar al consumidor ante la variación de una propiedad crítica del producto. El incluir una característica especial en el envase, puede mejorar la aceptación del producto en el mercado, y a su vez mejorar su competitividad.

En la actualidad, existen productos en el mercado que utilizan tintas termocrómicas. Ejemplos de marcas que actualmente utilicen estas tintas, tenemos la cerveza Coors y Grolsch, donde la tinta impresa, indica la temperatura aconsejable de consumo, apareciendo un texto o una imagen ante la bajada de temperatura. También podemos encontrar un ejemplo en chocolates, donde hay impreso algún texto o imagen con tintas termocrómicas, que al igual que en el caso de las cervezas, indica la temperatura aconsejable de consumo.

Podemos encontrar envases impresos con tintas electroluminiscentes, que hacen atractivo el producto y pueden ayudar a mejorar el nivel de venta del mismo. Aunque la mayor aplicación de las tintas electroluminiscentes está en el campo de la señalización, la decoración y la impresión publicomercial ya que los resultados de la impresión con estas tintas, son muy llamativos, duraderos e interesantes.

Las tintas fotocromáticas, pueden ser utilizadas en el sector del packaging, cuando sea necesario el control de la exposición a la luz de un producto. Estas tintas pueden utilizarse como indicadores tiempo-temperatura, permitiendo monitorizar la exposición lumínica del producto, y por lo tanto informarnos/alertarnos del estado del mismo. Estas tintas tienen interés en el sector de la alimentación, así como en otros sectores donde la luz pueda alterar el producto, como ejemplo un CD, donde la luz puede alterar los datos grabados en él.

Las tintas ópticamente activas, tienen su mayor aplicación en el papel moneda, y en documentos de seguridad. En las tintas ópticamente activas el brillo y el color fluctúan dependiendo del ángulo de iluminación y observación. El interés de estas tintas es que su efecto óptico no puede ser imitado por las fotocopiadoras en color, por lo tanto el uso de estas implica un cierto grado de seguridad.

Estas tintas especiales, podrían utilizarse en packaging de productos farmacéuticos con el fin prevenir la falsificación de medicamentos. Así como en la impresión publicomercial, donde el brillo y el color de las tintas impresas pueden influir en la aceptación del producto anunciado.

Es interesante mencionar las posibles aplicaciones de las tintas conductivas, así como las de las tintas magnéticas, porque sus aplicaciones presentan un mayor avance tecnológico frente al resto de tintas ya comentadas.

Las tintas conductivas, son capaces de conducir la electricidad en un sistema cerrado. En la actualidad, se utilizan en la impresión de las antenas RFID.

Las tintas magnéticas, presentan una característica muy interesante, pero a causa de su composición, la aplicación en packaging primario para alimentos, no es posible.

En la actualidad, estas tintas son utilizadas como elemento de seguridad en documentos y cheques, pero su uso tiene cabida en el sector del packaging secundario o terciarios para productos farmacéuticos o alimentarios.

Es importante comentar que estas tintas son de difícil fabricación. Ante cualquier alteración de las mismas en máquina, los dispositivos de reconocimiento de caracteres magnéticos (MICR), podrían encontrar dificultad en reconocer los caracteres impresos, debido a la posible alteración de su nivel magnético y legibilidad.

Más novedades para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en  Suscripción de Newsletter

 

 

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.