Los inyectores y los cartuchos de tinta

En el psot de hoy vamos a intentar hacer unas distinciones entre los distintos tipos de cartuchos de tinta para impresora que hay teniendo en cuenta si incorporan inyectores o no. Para ello nos vamos a centrar en los 4 fabricantes principales en lo que a tinta se refiere como son HP, Epson, Canon y Brother. Hay varias diferencias entre ellos como puede ser la tecnología o el precio de venta. También los mililitros de tinta que contiene el cartucho.

Precio de los cartuchos compatibles

La clasificación por precio de más barato a más caro quedaría así (hemos tenido en cuenta la media de precios de nuestra web):

Cartuchos compatibles Brother

Cartuchos compatibles Epson

Cartuchos compatibles Canon

Cartuchos compatibles HP

El precio medio de los cartuchos Brother se sitúa en 2,20€ mientras que el de los HP está en 9,70€. Una diferencia muy grande. ¿A qué se debe?

Esa división podríamos agruparla en dos grandes categorías: cartuchos de tinta sin inyectores y cartuchos con inyectores. Esto ocurre con los cartuchos originales y, por supuesto, los cartuchos compatibles no iban a ser una excepción.

¿Qué son los inyectores de los cartuchos de tinta?

Pues bien, por decirlo de manera fácil, el conducto final de la tinta al papel. El que la “inyecta”. Es un componente mecánico y, como tal, puede sufrir averías. Además, y en este caso es lo que nos interesa, sufre atascos por el uso continuado y es el lugar donde se depositan residuos de tinta que con el tiempo se pueden secar y atascar el inyector hasta dejarlo inservible. Seguro que todos habéis hecho alguna limpieza de inyectores alguna vez. En ocasiones por necesidad y en otras, porque el fabricante de la impresora te obliga a hacerlo al cambiar los cartuchos. ¡Maldita sea! Eso gasta mucha tinta, ¿por qué obligáis a hacerlo?

Se nos ocurre un motivo…

El caso es que llevar los inyectores incluídos dentro del cartucho hace subir el precio de estos, tanto en originales como en cartuchos compatibles. En los cartuchos de tinta originales se debe a que, como todo, meter una pieza más, cuesta dinero. Además es una pieza impotante. En los compatibles, por su parte, se debe a que al ser una pieza de las que más sufre, cuando llega al reciclador la carcasa, muchas veces está dañada y no se puede utilizar. Y los cartuchos vacíos que llegan con los inyectores bien tienen que pasar por unos procesos de limpieza extra.

Cartuchos de tinta con y sin inyectores

Si dividimos los cartuchos en estos dos grandes grupos nos encontramos que “casi” va por marcas. Como decíamos al principio del artíciulo, nos referimos tan sólo a las cuatro marcas con mayor presencia en tinta para impresora.

Cartuchos con inyector

Aquí entrarían la inmensa mayoría de los HP y aproximadamente la mitad de los Canon. HP últimamente está sacando algunos modelos que no incorporan inyector, antiguamente lo incorporaban todos. Por su parte Canon antiguamente no tenía inyectores, hace unos años sacó bastantes gamas de cartuchos que los incluían y actualmente está sacando impresoras con cartuhos de ambos tipos indistintamente.

Cartuchos sin inyector

En esta parte se incluyen todos los cartuchos de tinta Epson y los Brother. Además, una parte de los Canon y algunos HP como el 364XL o el 920XL. Se podría decir que son mayoría.

¿Qué cartucho de tinta me conviene?

Si todavía no tienes impresora y vas a elegirla, te recomendamos que te fijes primero en los cartuchos que gasta. Súper importante. Puedes elegir una impresora de oferta a un precio de 30€ y encontrarte después que cada cartucho cuesta 25€ y que de ese modelo no existe todavía una alternativa en forma de cartuchos de tinta compatibles más baratos.

En cuanto a los inyectores en cartucho o en impresora, depende del uso que le vayas a dar. Si vas a imprimir poco, por ejemplo dos veces al año es mejor que los cartuchos sean los que lleven el inyector. Así, si te encuentras con un atasco o con los inyectores secos, y no se puede resolver, bastará cambiar el cartucho. Aunque sea una pena. Si te ocurre esto y los inyectores están en la impresora, tendrás que llevarla a reparar, y no es una reparación barata, o directamente deshecharla.

Si por el contrario imprimes todos los meses o aunque sea una vez cada dos meses, debes valorar que la mejor opción para tí es una impresora que incluya los inyectores. Ya que, auque les tengas que hacer limpieza por el uso, si no incluyen inyector, los cartuchos de tinta resulta más baratos con lo que ahorrarás en cada cambio que tengas que hacer cuando se te agota la tinta.

Más trucos para el ahorro de tinta y tóner en las impresiones? Pincha en  Suscripción de Newsletter

Publicado el .

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.